COMUNICACIÓN COMUNITARIA

La comunicación comunitaria es un eje estratégico para construir y compartir la voz desde la gente, darle la palabra a la comunidad, barrio, sector social, jóvenes, niñ@s, ciudades, organizaciones, comunidades, unidades educativas, universidades; enseñarles hacer su propia comunicación y a la vez construir una comunicación comunitaria de acorde a las necesidades, realidades y demandas de los sectores sociales.

Se debe comprender que la comunicación comunitaria, no  solo es una comunicación específicamente de una  localidad, sector o comunidad de los pueblos y nacionalidades, tampoco de una comunidad campesina. Pensamos que no la delimita el territorio físico. La comunicación comunitaria es una nueva forma de comunicación, es un nueva visión, es un nuevo paradigma comunicacional, es un proceso de construcción comunicacional basado en principios y valores de convivencia comunitaria que se traducen en un espacio para ejercer los derechos humanos. Es un medio de expresión popular, comunitaria, alternativa, colectiva y participativa. Es un proceso para generar conocimientos, pensamiento crítico, conciencia, sensibilidad, compromiso activo y propositivo como un eje estratégico para lograr el bien común, la justicia social, la equidad y la convivencia pacífica.

La comunidad debe ser entendida como un conglomerado humano, social, territorial como una ciudad, pueblo, una provincia, una región, un país, o varias naciones o regiones que están unidos por los afectos, por sentimientos y objetivos comunes; sean pueblos lejanos o cercanos, están unidos por lazos profundos donde se respeta y se reconoce las diversidades culturales e identitarias. En lo comunitario persiste la energía de poner en común, de hacer juntos, de ayudarse mutuamente, de “saber convivir”, de un “saber hacer”, “saber vivir”, “saber participar”, “saber juntarse”, saber encontrarse”, “saber comunicarse”  la señal de acuerdo es continuar juntos y perdurar conviviendo afectivamente en la construcción del bien social y comunitario más allá de las fronteras, territoriales y culturales.

La comunicación comunitaria que proponemos es un espiral- un churo, que se sustenta en un proceso que debe estar en permanente fluir con la formación, capacitación, la producción, la realización, la interacción con la gente, la construcción de medios, el diálogo y en especial le apuesta crear nuevos contenidos, lenguajes, narrativas, procesos investigativos y estéticos. Es un lugar de trabajo y de expresión creativa-artística con nuevas formas de relacionarse con la gente y con nuevos enfoques; con entendimientos y convivencias horizontales, democráticas, comprometidas con las nuevas formas de hacer comunicación con y para la gente.

INSCRIBIRSE EN LOS TALLERES