Mingasocial

¿Qué significa minga?  “Minga” es una palabra kichwa que significa “trabajar en conjunto en ayuda comunitaria” acogiendo el sentido de este principio de vida del mundo andino que se acerca a lo que hacemos y somos, tomamos esta palabra como guía espiritual y práctica del trabajo colectivo que emprendimos en Ecuador hace años.

¿Qué es Mingasocial Comunicación?

El Colectivo Mingasocial es una organización cultural, de cine y comunicación comunitaria y popular, que surge hace 15 años con el fin de originar procesos sostenidos de formación, capacitación, realización, creación, difusión y promoción del cine y la comunicación comunitaria en los barrios, en los colegios, universidades, comunidades y ciudades de la zona norte del Ecuador.

Durante el tiempo de existencia, Mingasocial ha impulsado procesos de formación: como Laboratorios de Cine Comunitario y talleres de comunicación comunitaria dentro y fuera del país, de esa manera se ha realizado más de 50 películas de ficción, animación y documental producidas en los talleres.

Mingasocial ha acompañado a las organizaciones sociales y culturales para que fomenten la comunicación comunitaria como herramienta del conocimiento para la vida, la reflexión, para la acción, la educación y visibilización de sus demandas y propuestas.

Hemos creado el Festival de Cine Alternativo y Comunitario “La Imagen de los Pueblos” como espacios de difusión y promoción del cine local, nacional e internacional llegando a la novena edición.

Mingasocial ha realizado varias películas documentales como “La Resistencia del Maíz”, “Canasta Básica”, “Pueblo Karanki”, “Las Tres Marías”, “La Banda Mocha” y tiene una serie de proyectos en marcha para cine y Tv.

Desde el 2010 estamos construyendo la Escuela de Cine y Comunicación Comunitaria y Popular con metodologías interculturales, experiencias propias.

Entendemos que el cine y la comunicación comunitaria es un espacio vital que se construye en común, con la participación integral y diversa de los pueblos del campo y la ciudad. Son espacios de reconocimiento de la existencia de las personas y comunidades que están vivas con su memoria y realidades, que tienen grandes relatos que deben ser contados, que quieren compartir sus experiencias y vivencias, que nos invitan a construirnos como seres humanos, conscientes, sensibles y emancipados.